6 temas para evitar discutir en el trabajo

6 temas para evitar discutir en el trabajo

June 24, 2020

A medida que más y más estadounidenses regresan al lugar de trabajo después de ser puestos en cuarentena en su hogar, se nos recuerda que por mucho que nos guste ser social entre nosotros, hay algunas cosas que debemos evitar discutir en el trabajo porque mencionar estos temas podría hacer que sus compañeros de trabajo y clientes se sienten incómodos o influyen en sus opiniones sobre usted y su capacidad para hacer su trabajo. La incomodidad en el lugar de trabajo puede afectar su funcionamiento y, en última instancia, el resultado final del empleador. Nadie quiere ser la causa de eso.

1. Política

Trump, Biden, republicanos, demócratas, Black Lives Matter, brutalidad policial, CNN, Fox News, etc., etc. En este momento, la política es un tema más volátil que cualquier otro. Causa mal genio y ha terminado las relaciones, incluso entre amigos cercanos y familiares. Dada la cantidad de tiempo que pasa en el trabajo y la necesidad de llevarse bien y trabajar codo a codo con sus colegas, no vale la pena tener conversaciones al respecto.

Si bien es posible que sienta un fuerte sentimiento por su partido o el candidato que apoya, o que tenga una opinión intensamente desfavorable de la oposición, no intente convencer a sus compañeros de trabajo de su lado. Será un esfuerzo inútil que simplemente causará resentimientos entre usted y ellos. Y especialmente no hable con los clientes sobre ninguno de estos temas de base política, ya que es sin duda la forma más rápida de perder clientes.

2. Religión

Si bien la religión parece ser discutida en todas partes, desde la campaña electoral hasta el campo deportivo hasta la etapa de entrega de premios, es un tema sobre el que debe caminar muy a la ligera en el lugar de trabajo. La fe de uno es algo personal, y muchas personas son sensibles al respecto. No hay necesidad de ser reservado acerca de su religión, por supuesto, está perfectamente bien mencionar las cosas que hace para celebrarlo, pero tenga en cuenta que no todos adoran de la misma manera.

No discuta sus creencias religiosas en profundidad y guarde opiniones negativas sobre las creencias de los demás. Sus compañeros de trabajo no quieren escuchar que no está de acuerdo con ellos acerca de esto o que su religión es la correcta para todos. Nunca, pase lo que pase, trate de persuadir a cualquiera con quien trabaje para que se convierta a su fe.

3. Tu vida sexual

Nunca discutas detalles sobre tu vida sexual. De Verdad. No hay absolutamente ninguna razón para que alguien sepa lo que sucede entre usted y su pareja o parejas. Este tema hace que muchas personas se retuerzan y puede hacer que sus compañeros de trabajo se sientan incómodos a su alrededor.

Discutir tu vida sexual puede meterte en problemas legales. Si alguien se siente intimidado o cree que ha creado un ambiente de trabajo ofensivo, puede tener motivos para presentar una queja de acoso sexual. Cuando realmente necesites confiar en alguien que no sea tu pareja, un buen amigo tendrá que hacerlo.

4. Problemas con su cónyuge, sus hijos o sus padres

Discutir los problemas que tiene con los miembros de la familia puede hacer que otros, incluido su jefe, se pregunten si estas dificultades lo distraerán de hacer su trabajo. Incluso si sabe que estos problemas no afectarán su trabajo, no lo hacen.

Cuando los supervisores o gerentes son sinceros acerca de sus problemas, sus subordinados pueden ver esto como un punto débil que pueden explotar. Esto puede socavar su autoridad. Además, resaltar sus problemas alimentará el rumor y lo convertirá en objeto de chismes en el lugar de trabajo.

5. Sus aspiraciones profesionales

No hay nada de malo en ver tu trabajo actual como un trampolín hacia cosas más grandes y mejores, pero guarda esos sentimientos para ti mismo. Hablar de tus ambiciones, por una buena razón, hará que tu jefe cuestione tu lealtad y hará que algunos compañeros de trabajo se ofendan.

Si está interesado en avanzar dentro de su organización actual, haga su trabajo excepcionalmente bien y, por supuesto, dígale a su jefe que quiere ascender en las filas de la compañía. Tus acciones hablarán por ti.

6. Sus problemas de salud

A pesar de que los problemas de salud, mentales o físicos, no tienen de qué avergonzarse, no se preocupe demasiado por ellos en el trabajo. Puede elegir no hablar de ellos en absoluto o ser muy abierto, pero independientemente de cuánto o qué tan poco divulgue, evite compartir hasta el último detalle de su condición.

Al decidir cuánto compartir con sus colegas, tenga esto en cuenta: cuando sus colegas sepan que está enfermo, pueden cuestionar su capacidad para hacer bien su trabajo, tal como lo harían si supieran acerca de sus problemas familiares. Aunque sus preocupaciones pueden ser infundadas, pondrá dudas en sus mentes y afectará sus percepciones de usted.

¿De qué es seguro hablar?

Entonces, si no puede hablar sobre estos temas, ¿de qué puede hablar? ¿Cómo llegarán a conocerse y desarrollar la camaradería? Intente atenerse a temas seguros que le permitan conocer a sus compañeros de trabajo y clientes, pero que sean menos controvertidos, como películas, música, programas de televisión que pueda haber visto en exceso durante la cuarentena, planes de viaje futuros y alimentos. . . especialmente si traes algo para compartir.

(Fuentes: The Balance, Quora y Life Hack)